Caminando al cole Cartagena

 

 

 

 

 

 

 

Más de mil ciclistas desafían a la lluvia

Niños y mayores circularon por la ciudad durante casi una hora y acabaron empapados en la fiesta de la bicicleta

ANDRÉS PASTOR • CARTAGENA
Afición a la bicicleta siempre la ha habido en Cartagena, aunque no mucha tradición en pruebas populares. Por eso, la fiesta ciclista de ayer era un acontecimiento novedoso en cierto modo. Sin embargo, la lluvia y el frío menoscabaron una actividad, que al menos el relato escrito y cinematográfico dice que es para el verano. A pesar de ello en la ciudad hay mucho militante de las dos ruedas. No se juntaron los veinte mil del acto reciente de Murcia, pero para el mal tiempo reinante superar los 1.500 participantes fue todo un orgullo para el colectivo Vía Libre y la Concejalía de Deportes, que ya piensan en otra fecha más proclive para la siguiente edición de la marcha. Prácticamente durante los 50 minutos de rodaje los ciclistas recibieron una ducha que en algunos momentos fue bastante molesta. El acontecimiento sirvió para que el colectivo Vía Libre reclamara un carril bici.


Dos mil aficionados se habían inscrito. El frío de estos días retrajo a algunos participantes. Aún así en el punto de salida, en la explanada del estadio Cartagonova, se inscribieron unos doscientos más. La organización calcula que a pesar de la inclemencia del tiempo tomaron la salida desde el campo de fútbol entre 1.500 y 1.800 ciclistas. Antes y escoltados por la Policía Local partieron desde cinco puntos distintos del término municipal diferentes grupos de aficionados. Venían de Canteras, Los Dolores, San Félix-Barrio Peral, la zona sur y Los Barreros, en cuyos barrios se había designado previamente un punto de concentración.

Veinte minutos más tarde de la hora prevista, las once de la mañana, los ciclistas, ataviados para la ocasión, con ropa de abrigo, algunos con impermeable, y los correspondientes cascos iniciaron una marcha de cincuenta minutos, que partió hacia el Barrio de la Concepción, siguió por la calle Real, muelle Alfonso XII, paseo de las Delicias del barrio de Santa Lucía, para terminar cincunvalando la ciudad hasta, otra vez, el estadio Cartagonova. Los ciclistas llegaron empapados a la línea de meta, pero el acto sirvió para reivindicar el uso de un transporte limpio y la creación de un carril bici. Por eso, en sus camisetas los miembros del colectivo Vía Libre mostraban mensajes alusivos a esta demanda.

De esta prueba, como es habitual en esta clase de acontecimientos deportivos de carácter popular, destacó el espíritu de sus participantes, las ganas salir en bici de mucha gente, sobre todo adolescentes animados por los profesores en los centros de enseñanza, cuya labor de animación era muy apreciada ayer por los organizadores. Entre los participantes, había de todas las edades, desde un ciclista de 74 años, con esa misma fuerza con la que el atleta Gregorio Lorente, de 80 años, participa en las media marathones, hasta un bebé de nueve meses, al que su madre intenta concienciar bien temprano de la causa de la bicicleta. Si ya el 22 de septiembre pasado se frustró una prueba similar por la amenaza de gota fría, ayer la lluvia permitió el paseo ciclista pero impidió que se celebraran las pruebas deportivas previstas: gimnasia rítmica, voleibol, fútbol sala, baloncesto bádminton, tenis de mesa, taekwondo y trial bici. Precisamente a la exhibición de este deporte acudían desde Vic,donde habían participado en la última prueba del campeonato de España Indoor los cartageneros Raúl Martínez y Francisco Javier Moreno, que en su categoría están entre los mejores del país. Fue suspendido el sorteo de las tres bicicletas, que se celebrará posteriormente sin fecha determinada. La organización notificará a los agraciados el resultado, así como lo hará saber a través de los medios de comunicación. Para el año que viene se pretende que el acto de ayer se celebre en primavera y con un mayor apoyo de entidades privadas.

 

 

(c) Vía Libre Cartagena
vialibrecartagena@vialibrecartagena.org